Características del té verde - Asuca

Características del té verde

Características del té verde

El té verde es el té que al no estar fermentado conserva intactos los componentes vitamínicos, antioxidantes y medicinales existentes en las hojas. El sabor del té verde es suave y delicado, pero posee un cuerpo inconfundible, uno siente que realmente está paladeando la esencia de la planta.

Existen distintas variedades de té verde que responden a un método particular de procesado o incluso a la apariencia externa del producto final, pero todos provienen de la misma planta Camellia sinensis.

Los componentes del té verde acumulan un buen número de cualidades positivas : combaten numerosos tipos de cáncer, evitan enfermedades cardiovasculares disminuyendo los riesgos de infarto, mejoran las mucosas y la piel, ayudan a adelgazar, potencian el sistema inmunológico, combaten los radicales libres e incluso previenen la caries.

En el té verde se han identificado más de 300 ingredientes activos. Veamos brevemente en qué consisten algunos de ellos:

 

POLIFENOLES

El té contiene varios tipos de polifenoles pero los más abundantes son los flavonoides. En un principio se penso llamarlos vitamina P, pero su enorme variedad impidió clasificarlos como una sola vitamina. Se trata de nutrientes distintos a las vitaminas y a los minerales entre cuyas funciones está la de actuar como antioxidantes, protegiendo a los tejidos del deterioro causado por los radicales libres.

Los principales flavonoides presentes en el té pertenecen a un tipo de sustancias conocidads génericamente como catequinas. Las cuatro principales catequinas del té son : EC, ECG, EGC y EGCG. Diferentes investigaciones han demostrado que las EGCG por si sola concentra el 32% de toda la actividad antioxidante del té verde.Las catequinas del té verde son 100 veces más efectivas que la vitamina C y 25 veces más potentes que la vitamina E.

  • La acción antioxidante del té verde es la base de casi todas las propiedades saludables :
  • Previene las enfermedades cardiovasculares evitando la oxidación del colesterol LDL
  • Reduce los riesgos de cáncer impidiendo que los radicales libres dañen y causen mutaciones a las células
  • Retrasa el envejecimiento de la piel y de los órganos internos.
  • Otros alimentos ricos en polifenoles son las frutas, la soja, el aceite de oliva, el ajo, la patata y diversos frutos secos.

 

CAFEÍNA

Gran parte de la popularidad que el té ha disfrutado a lo largo de la historia se debe a su efecto estimulante, el cual se traduce en un incremento del estado de alerta, aliviando al mismo tiempo la fatiga. Su contenido en cafeína es el causante principal de estos efectos. Otras sustancias presentes de la misma familia son la teofilina y la teobromina.

La ingestión de cafeína reduce los tiempos de reacción, incrementa el estado de alerta y mejora la concentración mental. Entre sus efectos físicos figura una estimulación de los jugos gástricos, de los riñones y de todo el metabolismo general de modo que posiblemente ayude a eliminar toxinas. Su estímulo sobre el músculo cardíaco y sobre todo el sistema respiratorio generan un mayor aporte de oxígeno al cerebro y un mayor rendimiento muscular.

En los últimos años la cafeína ha sido motivo de creciente preocupación por sus posibles efectos negativos sobre la salud, principalmente entre quienes ingieren cantidades considerables. Entre los síntomas generados por una excesiva ingesta de cafeína se pueden citar : diarreas, insomnio, ansiedad, dolores de cabeza, irritabilidad y dolores agudos en el pecho.

A quienes les preocupe el contenido cafeínico han de tener en cuenta :

  • El café contiene más cafeína que el té negro y éste a su vez, más que el té verde.
  • Las bolsitas de té liberan un porcentaje significativamente mayor de cafeína que el té en hojas.
  • Se puede recurrir al té verde descafeinado, aunque el proceso de descafeinización siempre elimina un cierto porcentaje de polifenoles y otras sustancias benéficas
  • Un consumo moderado de cafeína eleva el ritmo metabólico basal en un 10%, es decir la energía necesaria para mantener el funcionamiento del cuerpo se incrementa en dicho porcentaje. Quienes quieran perder peso, pueden aumentar su desgaste de calorías sin realizar ejercicio físico. No obstante esta ventaja desaparece si la bebida se toma con azúcar.

Por otra parte, parece ser que los polifenoles inhiben la actividad de la enzima amilasa, lo cual podría provocar un ligero descenso en el apetito.

 

VITAMINAS

Los polifenoles no son los únicos antioxidantes que contiene el té verde, también presenta vitamina A, vitamina B2, vitamina C y carotenoides.

La vitamina A ejerce un efecto protector sobre las mucosas y protege al sistema cardiovascular reduciendo la oxidación del colesterol LDL, causante de la arteriosclerosis.

La vitamina B2 ayuda a mantener una piel sana, así como el cabello y las uñas, siendo muy beneficiosa paara la visión ya que alivia la fatiga ocular.

La vitamina C protege del cáncer de la cavidad bucal, de esógago, estómago y páncreas, al tiempo que evita la oxidación de las vitaminas A y E, prolongando su efectividad

La vitamina E es también un potente antioxidante, que cumple la función de proteger las membranas celulares del daño causado por los radicales libres. También reduce la incidencia de cieros tipos de cáncer, especialmente de pulmón, esófago y estómago.

 

MINERALES

Los minerales presentes en el té son realmente numerosos. Entre ellos está el calcio, cromo, magnesio, manganeso, hierro, cobre, zinc, molibdeno, sodio, fósforo, cobalto, estroncio, níquel, potasio, aluminio, flúor y selenio.

Mientras que las necesidades corporales de algunos de ellos están normalmente cubiertas por la alimentación habitual, como es el sodio, el calcio o el hierro, no ocurrre lo mismo con otros como el manganeso o el selenio, de los cuales es deficitaria una gran parte de la población y cuya carencia puede originar trastornos crónicos.

Una sola taza de té verde contiene la cantidad de manganeso que el cuerpo necesita diariamente. Lo mismo ocurre con el flúor, responsable tal vez de los probados efectos benéficos que el té verde tiene sobre la dentadura, por su notable protección contra la caries.

 

AMINOÁCIDOS

El té verde contiene numerosos aminoácidos (triptofano, glicina, serina……) pero hay uno que es exclusivo del té verde : la teanina. En la actualidad se están realizando diversas investigaciones sobre la teanina, pues se ha demostrado que incrementa significativamente la efectividad de diversas medicaciones contra el cáncer.

 

PROPIEDADES

Para la medicina tradicional china, el té verde es una de sus plantas medicinales básicas, debido a su poder curativo.

  • Propiedades del Té Verde:
  • Refuerza el sistema inmunitario protegiéndolo contra los oxidantes y las radicales libres que debilitan al sistema de defensa natural del cuerpo.
  • Regula los niveles de colesterol, ayudando al cuerpo a absorber menos grasa y excretar más. Actúa sobre el metabolismo del hígado, ayudándole a isolver el exceso de grasas que ingerimos en nuestra dieta diaria.
  • Evita la formación de coágulos en la sangre, inhibe una sustancia liberada por las plaquetas «tromboxano», que provoca que las plaquetas se unan formando bloques (trombos).
  • El té verde ayuda a controlar la presión sanguínea. Inhibe a la enzima (ECA) responsable de provocar que los músculos que rodean las arterias se estrechen y la tensión arterial aumente.
  • Ayuda en el control de la diabetes. Los polifenoles del té verde inhiben la amilasa (enzima que permite que la glucosa sea ingerida por la célula).
  • Previene contra la formación de caries, debido a su contenido en fluoruro. Estudios realizados con niños en Japón demuestran que los efectos antibacterianos son más fuertes en el té verde, seguido del pu-erh, el té negro y, por último, el ololong.
  • Retrasa el el proceso de envejecimiento. Contiene Vitamina E, potente antioxidante.
  • Ayuda a prevenir cierto tipo de tumores.